martes, junio 25, 2024
InicioopiniónSalir de la sombra de la informalidad: lecciones de la vida real...

Salir de la sombra de la informalidad: lecciones de la vida real de una ciudad imaginaria


Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Por Sylwyn C. Calizo Jr. y Andre Wirjo

Una brisa fría matutina recorre las estrechas calles de La Playa, un pueblo imaginario situado cerca de la costa. Mario, un zapatero anciano, se prepara para abrir su tienda improvisada cerca de donde vive. Mario es famoso en el vecindario por confeccionar zapatos asequibles a medida y dice con orgullo que «¡el mejor zapato es el que te queda bien!».

La rutina matutina de Mario, sin embargo, fue interrumpida por una voz familiar. Verónica, una vendedora ambulante extranjera que frecuenta el pueblo, le pregunta si quiere comprar algunas verduras. Después de comprar un fanega de patatas, Mario se despide de ella. Verónica hace una pausa y se da vuelta. Un atisbo de preocupación aparece en su rostro. Nerviosa, compartió que Pedro, un sastre acomodado de la ciudad, recibió recientemente la visita de las autoridades locales que cerraron temporalmente su tienda. Muchos otros también. Escuchó que todas sus tiendas permanecerían cerradas hasta que pudieran registrar formalmente sus negocios, una tarea que Pedro y muchos otros ahora pueden hacer en línea, dicen.

Cuando Mario regresa al trabajo, él también comienza a preocuparse. Durante años, ha perfeccionado su oficio sin el registro adecuado. En parte porque la ciudad más cercana está demasiado lejos y en parte porque las autoridades siempre han sido indulgentes. Pero las cosas han cambiado de repente. «¿Porqué ahora?» él piensa. No sabe qué hacer y mucho menos navegar por las transacciones en línea. Perdido en sus pensamientos, Mario respira hondo y se resigna a lo que mejor sabe hacer: sus zapatos.

Esta historia ficticia describe un hecho común que se observa en el mundo real: la sombra de la informalidad. Ahora bien, es importante comprender que informal no significa ilegal. Una forma sencilla de entender esto es verlo como un trabajo legal que permanece oculto a las regulaciones. Como muchas cosas en la vida, esto también puede complicarse. Pero hay tres lecciones que podemos aprender de este pueblo ficticio de La Playa.

Primero, la informalidad está en todas partes pero existe por diferentes razones.

Si bien se desconocen las cifras exactas, las estimaciones de APEC sugieren que el sector informal proporciona trabajo a millones de personas y genera una proporción notable de lo que las economías ganan anualmente. Pero a pesar de estos beneficios percibidos, la informalidad también puede causar vulnerabilidad. Por ejemplo, personas como Mario podrían carecer de acceso a la seguridad social y a préstamos formales.

Por supuesto, dentro de esta sombra de informalidad hay personas que se involucran en ella por diferentes motivos. Tomemos a Verónica, por ejemplo. Como extranjera, sus opciones para conseguir un trabajo formal pueden ser limitadas. Obligada a ser vendedora ambulante, lo que gana podría ser demasiado poco para justificar volverse formal. A menudo, personas como ella realizan trabajos informales por motivos de supervivencia más que de lucro.

Por el contrario, Pedro tiene una opción. Como sastre establecido en la ciudad, puede formalizar su negocio en cualquier momento, pero la perspectiva de evitar costos regulatorios e impuestos lo tienta a continuar operando de manera informal. Lo mismo ocurre con Mario, aunque su motivo es más bien mantenerse alejado de requisitos costosos, gravosos y complicados.

Segundo, las soluciones deben ser específicas e integrales.

Dado que la informalidad puede generar vulnerabilidad, no debe considerarse como un acuerdo sostenible a largo plazo. Más bien, los esfuerzos deberían orientarse hacia la formalidad. Idealmente, además de garantizar que estén disponibles vías para la transición, es fundamental que sean específicas y exhaustivas. De acuerdo con lo que decía Mario, “el mejor [solution] ¡Es el que encaja!

Esto significa ser sensibles a las situaciones que enfrentan los trabajadores y las empresas informales. Por ejemplo, una aplicación más estricta puede ayudar a que personas como Pedro se vuelvan formales, pero la misma medida podría empujar a personas como Verónica al abismo. Entonces, en lugar de reglas más estrictas, tal vez el desarrollo de capacidades, la seguridad social y otras formas de apoyo sean más útiles para ella y sus pares.

Hoy en día, las soluciones digitales se utilizan cada vez más, ya que pueden ayudar a ofrecer soluciones específicas. Por un lado, las herramientas digitales pueden facilitar la formalización y prestación de servicios públicos, incluidos los registros comerciales en línea y los sistemas de identificación digital. También puede conducir a un mejor acceso a los servicios financieros y a un mayor alcance en el mercado, y por ende a mejores oportunidades.

En tercer lugar, si bien la digitalización podría ayudar a abordar la informalidad, no está exenta de desafíos.

Vale la pena enfatizar que el hecho de que se utilicen soluciones digitales no significa que se traducirá en mejores tasas de formalización. Todavía se necesitan esfuerzos estratégicos para abordar los desafíos a fin de maximizar los beneficios que tales soluciones pueden aportar. Un aspecto que requiere atención es la brecha digital. Personas como Mario, por ejemplo, pueden encontrar las soluciones digitales intimidantes e incómodas. Estos sentimientos pueden provenir de una falta general de exposición o alfabetización digital. Al mismo tiempo, las cuestiones relacionadas con los equipos y la conectividad a Internet podrían complicar aún más las cosas.

Las soluciones también deben comunicarse adecuadamente y abordarse de forma gradual y no repentina. Después de todo, se necesita tiempo para adaptarse a aumentar el uso y la confianza en las soluciones digitales. El apoyo de un embajador digital cuya función sea brindar asistencia en el registro, responder preguntas y aclarar dudas podría ayudar, tal vez incluso con la ayuda de herramientas impulsadas por inteligencia artificial.

Al fin y al cabo, salir de la sombra de la informalidad es un esfuerzo colectivo. Tanto los que están bajo su sombra como los que están fuera tienen un papel que desempeñar. Recuerde: no existe un enfoque único para la transición desde la informalidad. Podría decirse que una mano amiga en lugar de un puño cerrado es una forma más amable de fomentar la formalización.

Sylwyn C. Calizo Jr. es investigador y Andre Wirjo es analista de la Unidad de Apoyo a Políticas de APEC. Son coautores del informe de políticas Stepping Outside the Shadows: Informality and Digitalization.



RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments