sábado, mayo 25, 2024
InicioopiniónPara aguas inexploradas de tecnología financiera, no busque más allá del Caribe

Para aguas inexploradas de tecnología financiera, no busque más allá del Caribe


Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Arriba: Jorge Salum.

Una perspectiva de Jorge Salum, Director Senior de Desarrollo de Negocios de Visa América Latina y el Caribe

La última década ha estado marcada por un rápido cambio hacia lo digital. Las fintech han desempeñado un papel importante a la hora de impulsar la industria de pagos y movimiento de dinero para llegar a más personas y empresas, abordar desafíos que alguna vez fueron “irresolubles” y acelerar la adopción de tecnologías emergentes.

En América Latina y el Caribe, la inversión y el crecimiento en fintech siguen siendo una fuente de Noticias positivas. Según un informe reciente de CB Insights, el año pasado representó el segundo mayor año de inversión registrado (a pesar de la marcada caída en la financiación) con el surgimiento de siete nuevos unicornios en los segmentos de seguros, pagos y banca, y una mayor oferta para las PYME.

Si bien México y Brasil siguen siendo los mercados más grandes para el sector fintech, el Caribe ha mostrado un impulso increíble. Mercados como Puerto Rico, República Dominicana, Trinidad y Tobago y Jamaica están surgiendo como posibles centros de Tecnología financiera, porque además de paisajes impresionantes y gente local amigable, cuentan con terrenos fértiles para la innovación.

Los mercados caribeños, aunque de tamaño relativamente pequeño, tienen el potencial de servir como incubadoras de innovación para fintechs grandes y pequeñas por igual. La región ofrece una combinación de mercados con condiciones regulatorias y fiscales favorables, junto con una amplia diversidad en el tamaño de la población, la combinación económica, la penetración bancaria y de infraestructura, y la alfabetización financiera y digital.

Esto brinda amplias oportunidades para que las fintechs y otros actores innovadores introduzcan una amplia gama de soluciones que pueden tener rápidamente un impacto mensurable en el mercado local y utilicen estos aprendizajes para escalar a otros mercados.

Además, existen importantes oportunidades sin explotar, donde la infraestructura de pagos existente proporciona a las fintech la base para desarrollar soluciones escalables e impactantes. Uno de ellos son las remesas, que no sólo son un salvavidas para las personas, sino que también son de vital importancia para la prosperidad de muchas economías en desarrollo. Según la base de datos mundial de precios de remesas del Banco Mundial, a medida que los flujos globales de remesas continúan alcanzando nuevos máximos y los consumidores recurren a aplicaciones digitales para enviar y recibir fondos en todo el mundo, las oportunidades para las fintech en regiones como el Caribe son amplias.

En particular, soluciones como Visa Direct, ampliamente presente en el Caribe, permiten el envío y recepción de remesas casi en tiempo real desde muchas de las principales empresas de remesas a nivel mundial y pueden ser fundamentales para que las fintech desarrollen soluciones centradas en las remesas.

Otra importante oportunidad de negocio se centra en el desarrollo e inclusión de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES). Las fintech con soluciones digitales o de aceptación llave en mano y canales de entrega eficientes tienen la oportunidad de generar un impacto en el mercado. Visa posee y está asociada con múltiples proveedores de acceso que brindan a fintech un punto de integración para llegar a la mayoría de los mercados de la región. Estas puertas de enlace también proporcionan a las fintech una fuente eficiente de innovación que permite nuevos casos de uso y funcionalidades.

Un mercado que ha experimentado un reciente impulso fintech es Trinidad y Tobago, donde los cambios regulatorios, el desarrollo de infraestructura y una fuerte coordinación del mercado han creado un entorno más atractivo para que las empresas innovadoras generen un impacto. Esto ha llevado a una afluencia de empresas locales que solicitan Licencias de Emisor de Dinero Electrónico, lo que les permitiría emitir credenciales de pago, y a una aceleración en el número de PYMES interesadas en aceptar pagos electrónicos.

Además, el TTIFC, con el apoyo del Ministerio de Finanzas y patrocinadores como Visa, inauguró recientemente One Fintech Hub, un espacio de colaboración centrado en conectar a las partes interesadas en pagos electrónicos y permitir que las fintech locales y regionales hagan crecer sus negocios.

Redefinir el futuro de los pagos requiere un esfuerzo colectivo, por eso valoramos y fomentamos la colaboración. Apoyamos a socios de Tecnología financiera de todas las formas y tamaños, a través de programas como Fintech Fast Track (diseñado para ayudar a lanzar funciones financieras rápidamente) y Visa Everywhere Initiative (diseñada para ayudar a nuevas empresas en más de 100 países a recaudar colectivamente más de $16 mil millones en financiamiento desde sus inicios).

Sabemos que el próximo gran avance en pagos puede venir de cualquier persona, en cualquier lugar. Por eso, nos sentimos llenos de energía y seguimos comprometidos a continuar explorando y desarrollando soluciones junto con fintechs, facilitadores y otros socios de pagos en el Caribe y más allá para ayudar a más personas, comunidades y empresas en todas partes.



RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments