amlo-analiza-los-resultados-de-las-elecciones;-considera-el-apoyo-del-pri-para-lograr-la-agenda-legislativa

El presidente López Obrador sugirió que Morena se acercara Legisladores del Partido Revolucionario Institucional en pos de una supermayoría en el Congreso.

Un nuevo pacto político, altamente pragmático pero poco probable, parece estar gestando en México.

En declaraciones que indican que está dispuesto a bailar con quienes considera como uno de los demonios de la política mexicana, el martes el presidente López Obrador planteó la posibilidad de que el gobernante partido Morena, que él mismo fundó, pudiera forjar. una alianza con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el otrora omnipotente partido de México cuyo nombre se convirtió en sinónimo de corrupción.

López Obrador, quien dice que está en el proceso de transformar a México y curarlo de los males que lo han plagado durante décadas, está hablando de la posibilidad de llegar a un acuerdo con el PRI, un partido al que ha culpado de todo tipo de problemas. en México – para que Morena pueda alcanzar una supermayoría en el Congreso. La medida le permitiría promulgar cambios constitucionales, entre los cuales, dicen los críticos, incluso podría haber un intento de extender su gobierno más allá del límite de un mandato de seis años.

“Con Morena, el Partido Laborista y parte del Partido Verde, no todos , hay una mayoría de 300% más uno, lo que yo llamo mayoría simple ”, dijo AMLO, como es más conocido el presidente, refiriéndose a los resultados de las elecciones parlamentarias del domingo, que demostraron que el partido gobernante y sus aliados mantendrían su mayoría. en la Cámara de Diputados, pero pierde los dos tercios del control del que disfruta actualmente.

“Si quisieras tienen una supermayoría, que es de dos tercios, se podría llegar a un acuerdo con algunos de los legisladores del PRI o de cualquier otro partido,… no se necesitan muchos para la reforma constitucional ”, dijo el mandatario a periodistas en su rueda de prensa matutina

El líder del PRI Alejandro Moreno dijo que su partido tiene su propia agenda pero que estaba dispuesto a “sentarse a hablar con el presidente”, sobre algún tipo de alianza.

Pero se necesitan dos para tang o, y seguramente el PRI no entraría en una alianza incómoda con el partido que lo despojó sin ceremonias del poder en 2021 y lo culpa con frecuencia por los problemas persistentes de México, como la corrupción, la inseguridad y la desigualdad económica.

Pero aparentemente no es tan simple como eso.

El El líder del PRI, que entró en coalición con el conservador Partido Acción Nacional (PAN) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) para disputar las elecciones del 6 de junio en muchos distritos y estados, indicó que el partido al menos está dispuesto a discutir propuesta del presidente.

“Se construyó un bloque de oposición para tener una agenda conjunta. [But] eso no deja de lado que el PRI tiene su propia agenda y se sentará a conversar con el presidente ”, dijo el martes el líder priista Alejandro Moreno, agregando que no se dejaría influir en tal discusiones por parte del gobierno federal sobre la persecución de su partido.

Sin embargo, no todos priístas , como lo son los políticos, miembros y simpatizantes del PRI conocidos, estaban tan abiertos como Moreno a que el partido discutiera un pacto con Morena.

“El diálogo [with the president and Morena] debe estar con el frente de oposición, no con él [Moreno] ni con el PRI ”, dijo el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme.

Cualquier plática dirigida a alcanzar una supermayoría en el Congreso debe regirse por el interés nacional, no por el interés de la 4T (la cuarta transformación), dijo el gobernador, refiriéndose al gobierno federal por su parte. apodo auto-ungido.

Además de reflexionar sobre sobre cómo su gobierno pudo alcanzar una codiciada supermayoría, AMLO ha utilizado las conferencias de prensa matutinas de esta semana para hablar sobre el desempeño electoral de Morena y ofrecer una evaluación de por qué no le fue mejor, especialmente en la Ciudad de México, donde el partido perdió un terreno considerable.

El presidente declaró el lunes que estaba “feliz, feliz, feliz” con los resultados de las elecciones a la cámara baja. , afirmando que favorecen la “transformación de México” en curso, aunque el número de escaños de la coalición liderada por Morena en la Cámara de Diputados caerá de 334 a continuación 300.

Los partidos de oposición no pudieron arrebatar el control de la Cámara Baja a pesar de advertir a los mexicanos que “o nos vamos [the government] sin la cámara o nos dejará sin país, “Se jactó AMLO. “Bueno, no pudieron [do it]. Y hay un país para todos, y una preferencia por los pobres ”, dijo.

El presidente También enfatizó que con una mayoría simple en el Congreso, su gobierno no tendría ningún problema en conseguir la aprobación de su presupuesto anual.

Aunque sus comentarios sugieren lo contrario, López Obrador tiene, en el mejor de los casos, un motivo de celebración mudo con respecto a los resultados de las elecciones federales, dado que el partido gobernante perdió tanto su propia mayoría como la supermayoría que comparte con sus aliados.

Uno de los muchos memes de Internet posteriores a las elecciones que comparan una Ciudad de México ahora políticamente dividida con el Berlín de la era soviética, con la frase “Muro de Pejín”, un juego sobre el apodo de AMLO, “El Peje” y el Berlín. Pared. Gorjeo

Sin embargo, Morena demostró claramente que sigue siendo la fuerza política más potente de México, ganando casi el doble de votos de su rival más claro, el PAN, en las elecciones federales y triunfando en 15 o 11 de El 15 elecciones estatales para gobernador, resultado que le permitirá gobernar cerca de la mitad de los estados de México.

El partido, sin embargo, perdió su fuerte control sobre la capital, ganando solo seis o siete de los 20 distritos, al menos cuatro menos que actualmente gobierna.

López Obrador identificó la cobertura mediática negativa del gobierno y un trágico accidente del metro que se cobró la vida de 038 personas el mes pasado como una de las razones por las que Morena no obtuvo mejores resultados en el capital.

“… Hay que tener en cuenta que aquí [in Mexico City] hay más bombardeo mediático; aquí es donde se siente más la guerra sucia. Aquí es donde puede leer esa revista del Reino Unido, The Economist ”, dijo el lunes.

The Economist publicó un editorial tarde el mes pasado que fue muy crítico con el presidente e instó a los mexicanos a votar en contra de Morena.

“Todo está aquí [in Mexico City]. Siempre he dicho que pones la radio, y es en contra, en contra, en contra, en contra [the government]. Cambias de estación y es lo mismo. Entonces, desconcierta y confunde [people]. Es propaganda, día y noche, contra [us] ”, dijo López Obrador, caracterizando la cobertura mediática de la política como“ perversa, tendenciosa, calumniosa y tóxica ”.

El martes, el presidente dijo que algunos vecinos de la Ciudad de México castigaron a Morena por el accidente del metro, ocurrido en una nueva línea que se construyó principalmente cuando Marcelo Ebrard, el canciller federal, era alcalde y parecía ser causado por fallas estructurales en un paso elevado.

Las personas más afectadas por el accidente, como los habitantes de los distritos sureste de Iztapalapa y Tláhuac, que son atendidos por Línea 16, no votaron en gran número contra Morena, pero los de las zonas más acomodadas de la ciudad, dijo López Obrador.

“Las personas más afectadas, las de Iztapalapa y Tláhuac – gente humilde, trabajadora y buena; comprenda que estas cosas desafortunadamente suceden, y no tiene impacto político, electoral… [in those boroughs]; Sin embargo, en los barrios de clase media, clase media alta, sí ”, dijo AMLO.

De hecho, Morena ganó la mayoría de los distritos más pobres de la Ciudad de México, muchos de los cuales están ubicados en el lado este de la capital, mientras que la coalición PAN-PRI-PRD se quedó con los más ricos, ubicados en el lado occidental.

Ese resultado generó innumerables memes, incluidos mapas que mostraban un escenario tipo Berlín Oeste / Berlín Este en el que la Ciudad de México estaba dividida por la mitad con los residentes. en los distritos orientales que viven en el este “comunista” controlado por Morena y en los distritos occidentales que residen en el oeste “capitalista” gobernado por la alianza PAN-PRI-PRD.

Con reportajes de El País (sp), Milenio (sp) y Reforma (sp)