UNA MADRE GRABÓ A ESCONDIDAS LO QUE ESTE ODONTÓLOGO LE HACÍA A SU PEQUEÑA HIJA

El nombre de este dentista es Howard Schneider y está experto en atención a pequeños, a lo largo de treinta y ocho años ha ejercido su profesión, mas hace unos años su clínica odontológica se vio implicada en un horrible escándalo cuando Brandi, la madre de una bella pequeña llamada Bri’el Motley denunció que su hija había sido maltratada y golpeada a lo largo de una sesión por este doctor.

 

Ella llevó a su pequeña por el hecho de que otro dentista la había remitido a fin de que le extrajeran un diente infantil que se negaba a salir y estaba obstruyendo el nacimiento del diente terminante. Tan pronto su hija fue llamada a fin de que prosiguiera a la consulta, la asistente del doctor le comunicó que no podía entrar con su pequeña, que debía continuar en la sala de espera. Brandi no comprendió bien las razones de porqué, mas no vio algo que la forzase a rebatirlo, más bien deseaba hacer con prontitud el procedimiento y que su hijita saliese del tema de una vez por siempre.

 

Las cosas se empezaron a poner sospechosas cuando había pasado más de una hora y la pequeña todavía no salía del consultorio, se aproximó a consultar a la asistente qué pasaba y esta le afirmó que no había ningún inconveniente y que debía continuar aguardando. Tras 4 horas, en las que la madre insistió en balde ver a su hija, le comunicaron que la pequeña había tenido un accidente, entró corriendo agobiada al consultorio y encontró a su hija con moratones y raspones en el cuerpo y en la cara. Advirtió al médico que esto no quedaría de este modo y se fue, en camino a casa Bri’el le afirmó que le estaban mintiendo, que no se había caído, sino el doctor con ayuda de su asistente la habían sometido a fin de que se dejase sacar no uno sino más bien 7 dientes, sin anestesia y de forma brutal. La mamá examinó la boca de su pequeña y confirmó lo que esta afirmaba, ya no tenía dientes, solo muelas.

El caso tristemente no prosperó, mas últimamente otra madre que consiguió entrar a la consulta con su hijo y al ver como el pequeño chillaba de dolor, grabó con su teléfono el instante y con las pruebas denunció al doctor. A causa de esto otras demandas se sumaron de pequeños que sufrieron exactamente los mismos tratos y que por muchos años se sostuvieron en silencio pues el doctor los había conminado a fin de que no les contasen nada a su progenitores.
Hoy día el Doctor Schneider está bajo investigación y el letrado encargado de representar a las víctimas asevera que el hombre sometía a tortura a su pacientes para cobrar al seguro procedimientos que no requerían y que no les aplicaba anestesia para ahorrarse el costo que esta tenía.
Mira el vídeo ahora y compártelo, que este infeliz no se salga con la suya y pague por el sufrimiento superfluo que le causó a todos estos pequeños. Más abajo vas a poder localizar el otro vídeo, grabado por una madre como patentiza del negligente trato de una parte del dentista para con su hijo.

Mira el otro vídeo a continuación grabado a escondidas por la madre de un pequeño niño que llora desesperado de dolor mientras el doctor sin ninguna preocupación lo atiende.