Consejos para la correcta higiene de tu zona íntima

Todos sabemos que mantener la higiene en todo el cuerpo es una actividad que se tiene que hacer diariamente, pues ayuda a mantener un organismo sano y en buen funcionamiento evitando posibles enfermedades y contaminaciones con agentes externos. Sin embargo, como mujer, la higiene de tu zona íntima no sólo es importante, sino que tienes que hacerla con mucho cuidado y paciencia.

 

Hoy en día, existen muchos tratamientos en el mercado que pueden llegar a ser muy costosos, y que no siempre cumplen con lo prometido, además, si no los aplicas correctamente, pueden ser abrasivos o dañinos para la zona vaginal.

 

Recuerda que tu zona íntima es sumamente delicada, y al momento de realizar la higiene, no cualquier producto es apto para ser utilizado, y peor aún si es un producto industrial o a base de químicos corrosivos o dañinos.

 

Es por ello que hoy te presentamos una serie de tratamientos y enjuagues 100% naturales para mantener una zona vaginal fresca y limpia con sencillos ingredientes que seguramente ya posees en casa, o que puedes adquirir en un supermercado o en cualquier tienda. En primer lugar, tenemos el vinagre blanco, que funciona para higienizar la zona íntima sin eliminar la flora bacteriana presente en la vagina.

 

Esta receta es muy sencilla, sólo tienes que agregar en un recipiente dos vasos de agua tibia, y colocar 2 cucharaditas de vinagre blanco en el recipiente, remueve muy bien la mezcla y aplica como una ducha en el área de la vulva, luego procede a retirar el excedente de la mezcla con abundante agua tibia.

 

Por otro lado, puedes utilizar los poderes revitalizantes del aloe vera para limpiar tu zona vaginal, sólo debes tomar algunas hojas de aloe vera o sábila, cortarlas a la mitad, retirar el gel que se encuentra en ellas y mezclarlo con un poco de agua tibia.

 

Luego procede a aplicar la mezcla en la zona íntima, e introducir un poco de la mezcla ligeramente dentro de la vagina y deja que actúe por unos 2 minutos. Finalmente, remueve la mezcla con suficiente agua tibia.